martes, febrero 09, 2010

El gran sueño

Juan Enrique Molina
(1981-2010)
Perdón por develar tu secreto, te vamos a extrañar.

 Era un misterio Juan, estaba entrando a los treinta y jamás le conocimos una novia.
 Siempre de bajo perfil con el grupo de amigos; callado y reservado, aunque con sus evasivas nos insinuaba que no conocía todavía el desnudo cuerpo de una mujer, aunque anhelaba uno.
 Ordenado con los horarios: para estudiar, para estar con amistades, sus artesanías, medicamentos y volver temprano a su casa.
 Su prolijidad molestaba, a veces no podíamos contar con él en las reuniones por sus estructurados tiempos.
 Hasta notamos que ni amigas tenia, se excusaba que gozaba de una admirable devoción por su familia, no necesitaba de amigas.
“El boludo es un misógino, se les caga o las rechaza a las minas” tiro alguien por ahí.
“No, que va hacer tímido con las chicas, si todo el día esta con las hermanas y la madre” respondió otro irónicamente.
“Bueno che, hay que entender que es el nene mimado, el único varoncito”.
“Hay que hacerle un regalo, tiene que estar con una mina de la calle, que lo dé vuelta y le haga vencer toda esa timidez, que lo hace corto”.
“Al tipo hay que hacerlo debutar, para que salga de una vez de la verija de la madre”.
“¿Pero a que hora? si temprano se mete en la casa, para hacer vida social con las hermanas y su mamita”.
“Lo buscamos, le decimos a cualquiera de las hermanas que lo saque a la vereda y engañado lo metemos en el auto con una puta”.
“Tremendo favor le haremos a Juancito”.
“Hay una trola que parece que esta muy buena, la que esta parada entre las sombras de la Belgrano y Jujuy, en la esquina del Colegio Belén, ahora la buscamos y vamos por Juan”.
“Miren ahí esta, escondida en la oscuridad, esperando por algún cliente, acerquémonos”...
“Hola, perdón chicos"…
"... este es mi gran sueño”.
Era nuestro amigo.
(No conocía todavía el desnudo cuerpo de una mujer, aunque anhelaba uno).