lunes, octubre 01, 2007

Primavera del 91

"El primer amor es una pequeña locura y una gran curiosidad".
George Bernard Shaw
Hoy les contare una linda mentira, que anoche en forma de sueño la recordé…
Violentamente nos escapamos tomados de la mano y sin prestar atención cruzamos la avenida Suárez después de robar esos turrones. Mientras corríamos, burlonamente nos reímos de la enojada señora del ciclomotor, que nos insultó.
En la división del botín, me diste un tembloroso pero sensual beso en los labios, por el éxito de la arriesgada aventura. ¿Recuerdas lo irresponsables que éramos?.
Ayer, después de años, mis ojos brillaron de ternura al verte nuevamente.
Ya tienes el cuerpo de una mujer casada y con compromisos, pero mantienes ese dulce y delicado rostro, tan bello, que de niño me conquisto.
¿Dispuesta para otra excitante aventura?.

jueves, septiembre 27, 2007

Adoquines

"Añorar el pasado es correr tras el viento."
Proverbio Ruso

Hay lugares en la ciudad que se resisten al paso del tiempo. Son pequeños paréntesis en la vida de todos los días. Son como una puerta abierta a tiempos que pasaron, a los recuerdos, a los buenos momentos…
Ayer volví a uno de esos lugares y creo que podría haberme quedado allí para siempre.

lunes, agosto 06, 2007

Gastando Suelas

"Un hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa."
Mark Twain
Quien no tiene un amigo sorprendente, ¿sorprenderte?, aha, es decir fuera de lo común, el que te desconcierta alguna veces; tal ves un poco raro, ¿raro?, si, un tanto extraño en su manera de ser, quizás un poco loco, ¿loco?, pero en el sentido de las ocurrencias que hace fuera de lo normal… mmm… ¿Cómo lo explico?. El distinto del grupo… el personaje.. ¡esa!, esa es la denominación justa… ¡el personaje!.
Cesar, tímido, discreto, el misterioso de la barra de amigos, y practica un curioso hobby...
Reiteradas veces lo hallamos caminado solo por la peatonal viendo vidrieras a las 7 de la mañana o deambulando por la terminal de ómnibus, incluso se lo vio caminar por el parque a las 23hs con el frió que hace.
Y justamente ayer lo descubrí recorriendo las góndolas del Hiper. También me encontraba solo pero con la intención de comprar mercadería, pero Cesar estaba solo, con las manos en los bolsillos con el propósito de “chusmear” como el dice. Secretamente lo seguí; recorrió cuatro veces todo el comercio, tomo un remis y se fue.
Le preguntamos y nos responde que le gusta pasear, curiosear; siente una sensación de relajación, como una distracción al caminar sin compañía por lugares y horas ridículas.
Nos contó que algunas veces se deja llevar y no se da cuenta a donde termina. El otro día fue a “visitar” el Hospital Regional, tenia ganas de sentir ese olorcito a remedio y de paso curiosear si estaba a pleno o no el hospicio y termino bordeando y “chusmeando” la vereda de la cárcel de mujeres, ocho vueltas a la manzana dio… así se entretiene, caminando y husmeando… solo.
En broma le tiramos algunos “interesantes” circuitos turísticos nuevos para que vaya a recrearse; se rió con los lugares que le dijimos, aunque estoy convencido que algún día ira: Municipalidad, Universidad Católica, Jefatura de Policía, Plaza Belgrano, cancha de Guemes, el prostíbulo de La Banda, etc.
Pero nunca me imagine que caminaría al que menos creíamos, y que lo fuera a recorrer con entusiasmo.
Le gusto una de nuestras “novedosas” propuestas para explorar y se fue a caminar al Cementerio de La Piedad…
Ya estan prevenidos, como espanto lo pueden apreciar en una de estas tardes por los pasillos de los nichos, con las manos en los bolsillos, “chusmeando”.
Rectifico, sobre lo de loco, ahora que lo medito mejor, no es el de las ocurrencias, sino como dice el diccionario: de poco juicio, que perdió la razón; ese es mi amigo Cesar.

sábado, julio 21, 2007

Angustia


En estos días... tengo tanto deseo de que sea verdad todo lo que me explicaron de chico sobre la muerte...

jueves, junio 21, 2007

El reto


“La riqueza conseguida sin esfuerzo arruina la capacidad de los inteligentes y agrava la estupidez de los mas torpes”
(Proverbio Chino)

En La Banda, hace algunos años, un señor de apellido C. disponía de gran fortuna, era un reconocido joyero con una sencillez material y una capacidad intelectual radiante.
Tenia tres hijos a los cuales no les hacia carecer de nada; todo era comodidad y abundancia. Inocente error que cometió, a modo de llenar el amargo vacío de la extinta madre.
El mayor de los hijos era rebelde; el segundo siempre relajado en la cama y el menor marchaba para libertino.
Este angustiado padre no sabía el proceder para con sus holgazanes hijos; cuando en una desvelada noche de calor, una idea le surgio.
A la siguiente mañana reunió a sus hijos y elevando la voz, los sentenció: “Les daré la mitad de mi riqueza, si me resuelven una tarea; cuya investigación y estudio me tomó un poco mas de una semana; espero que ustedes achiquen mi marca: pues el desafío es sencillo y consiste en aprender las capitales de todos los países de mundo… mientras, en esta casa se impone austeridad”.
Sellado el pacto con los hijos, aguardo con incertidumbre.
Fue tal la preocupación de los mismos por no disponer de sus deleites materiales, que no solo cumplieron el objetivo, sino que menester a la provocación del padre cada uno accidentalmente descubrió su vocación:
El mayor investigando los distintos países, le impacto Italia y se compenetro en el aspecto histórico; sus pueblos antiguos, el Imperio Romano, sus costumbres y sobre todo el Derecho; se inclinó por estudiar Leyes.
El segundo hijo también realizo la prueba encomendada por su padre, examinó por completo los países y quedo fascinado con Alemania al descubrirla en los libros; le cautivo las ideas pesimistas de sus pensadores y se volcó por la filosofía.
El desafío también fue cumplido por el hijo menor, mientras aprendía con cuidado las capitales, le atrajo sensiblemente el territorio Africano, sobre todo los animales exóticos y la indigencia de su gente…
En la actualidad, tres décadas después…
Goza de buen prestigio el bufete “Dr. Joaquín C. y Asoc.” del hijo mayor.
El segundo hijo, el profesor Renato C. esta por lanzar su cuarto ensayo “Una Filosofía Desilusionada”.
Y la Fundación Ecológica del veterinario Benjamín C. establecida en diversos países esta recibiendo jugosas donaciones y es escuchada por los gobiernos…
Rodeado por los tres hijos, el padre moribundo se encuentra en su lecho, con un inmenso orgullo, contemplando a sus hijos que son padres y destacados profesionales pero sobre todo buenas personas. Y que gracias al inocente y sabio desafío que les impuso hace años: Ellos descubrieron el camino para construirse un futuro y no quedarse estancados en la indolencia y la codicia.En cuanto a la recompensa…
Fue rechazada por ellos, al considerar que el mejor premio fue la lección y el simple “reto” del padre, que les cambio vida.

jueves, abril 26, 2007

Tres narices de Pinocho, tres

"Una mentira es como una bola de nieve..."

Pizza en Perikos con N. y J.
Me gusta estudiarlos y conversar con ellos porque viven en mundos lejanos al mió; provocan curiosidad el ritmo que llevan, y la imaginación que tienen.
J. con la vista fija en la pantalla del celular, cuenta que Pamela David lo llama casi todas las semanas para pedirle que no muestre las delicadas fotos que se sacaron cuando ella no era popular. No sabe cuanta plata pedirle. La semana pasada, un productor de Viviana Canosa lo tentó con dólares.
¡Urgente levanto una porción, antes de que no me dejen nada!.
Como desinteresado dijo también que a causa de esto, esta por "engancharse" una modelo de Buenos Aires, que tiene proyección internacional y que es hermana de la esposa de Pergolini. En una de esas se hace amigo de Mario.
Desesperado por no quedar tapado, habla N. de su último ataque de pánico y confiesa que quiere largar todo. Quiere bajar un cambio si desea seguir con vida. Necesita dejar de andar en cama en cama con las mujeres. Programa empezar una carrera universitaria y descansar en una finca, que esta interesado en comprar.
Llega la cuenta, dejan las monedas justas en la mesa; nada de propina.
Antes de irnos, alguien me pregunta.
- ¿che, y vos? ¿en que andas?.
Entonces, suspiro, juego con un carozo de aceituna entre mis dedos:
- Nada, en lo de siempre, inventándome amigos.
Nos despedimos en la vereda y me voy, pensando en el mitómano texto que escribiré sobre ellos.

lunes, marzo 26, 2007

Tolerancia

"El amor y la tos no pueden ocultarse."
(Proverbio Italiano)

 Me reservare dar nombres, por temor a herir sensibilidades a quien pueda tocar.
 Ayer murió un querido y respetado comerciante de Santiago... se sentirá mucho su pérdida.
 Desde años tenia un prestigioso y gran comercio en pleno centro. Tanto, que la gente colmaba el local; debido a la perfección de las empleadas, el agradable ambiente, las novedades, la variedad y calidad de la mercadería, los precios casi al costo y las facilidades de pago; hacían del negocio el símbolo del éxito. Hasta recuerdo que llego abrir varios domingos por solicitud de los clientes; algo llamativo para un comercio de ropa.
 Entre amigos y conocidos era un punto de atracción, no solo por el encuentro en si, sino por la insólita escena que ofrecía mañana y tarde (en este punto el anonimato que quería mantener se pierde, por asociación de datos).
 Todos quedaban maravillados por la buena actitud y simpatía de sus empleadas, el estilo y la capacidad que tenían para la venta, motivaban a los asiduos visitantes y curiosos.
 Eran tres, se complementaban y se entendían de notable forma, siempre de buen carácter, nunca un mal gesto para con la gente ni para con el dueño… y menos entre ellas.
 Era agradable verlas imponerse con soltura tras el circunstancial cliente: convencían y vendían.
 Los amigos del dueño las saludaban calidamente a las tres de la misma manera, era comprensible, alguna vez compartieron reuniones.
 Según comentarios, el dueño les prohibió a sus amigos tocar determinados temas “pasados” y “actuales”, ni siquiera una insinuación; en la tienda no se hablaba de temas afectivos ni sensibles.
 ¿Pero como logró esa triple conformidad?, nunca lo sabremos, solo ellas conservaran el indiscreto misterio.
 Y ¿ahora que él no estará, se dañará tamaña conciliación?. Aclaro que la interrogación no se refiere al triunfante negocio.
 Lo que el difunto llego a armar y sostener, tan admirable para familiares, amigos y chismosos ¿llegara a su fin?. Porqué, como “un buen musulmán” logro la armonía de estas tres mujeres…
Una ex esposa, una ex amante y su última novia en vida.

viernes, marzo 02, 2007

¿Bajar, robar, compartir?


No es apología del delito, pero confieso que las publicitadas y amenazantes medidas contra quienes bajan canciones o películas desde sus computadoras me forman una opinión contradictoria. Confieso que estoy en medio de la línea. Por un lado coincido con la medida en cuanto a cds nuevos o películas de estreno. Que se respeten los derechos de autor a pagar por esa creatividad materializada… pero por otra parte, gracias a que alguien en un lugar del mundo posee banda ancha y de cierto programa (emule, kazza, ares) yo puedo disponer de tesoros musicales que el mercado del disco hace décadas no reedita y si lo hace, pasa a venderlo a precios inaccesibles.
Intercambiar canciones en extinción o desconocidas con alguien con quien uno comparte gustos y fanatismos, es lo que ha salvado la vigencia del artista o del disco ¿olvidado?.
¿O quizá debo comprar en Amazon un cd que nunca llegara aquí a mi ciudad, cuyo precio (en dólares) se duplicara por gastos de envió?. Dado que no puedo abonar ese monto, y teniendo ese material gratuitamente ¿debería resignarme a mi deseo de poseer semejante joya que esta deambulando por la web?. Más aun, que vivo en una provincia en la cual solo existe un solo negocio de venta de música, y que trae lo que se vende, es decir artistas comerciales.
Gracias a Internet conocí y rescaté música que no hubiese hallado.

lunes, enero 29, 2007

Oscuridad

Me senté, me recosté; la sed y el cansancio me hacían hablar con mis alucinaciones.
Se acerco el cuervo y me dijo: si no sigues te voy a comer los ojos.
La fatiga y la deshidratación me entregaron al juego de mis tontos espejismos.
Todavía estoy alucinando que estoy ciego.

sábado, enero 06, 2007

Reyes


Por las dudas, hice el habitual procedimiento (todavía lo recuerdo): poner el calzado, el agua en un pequeño recipiente y un poco de hierba en una caja abierta.
Me levante antes que el sol. Pasto desparramado, balde volcado y arriba del calzado: el autito de meteoro y una pequeña tarjeta.
“Felicitaciones todavía esta el niño adentro”.